Etiquetas

, , , , ,


Gracias, Buda, por tu eterna sonrisa que tanta paz, equilibrio y armonía transmite. Gracias, Tailandia, por tus aromas, sabores, colores… En este exótico país encontré la inspiración para escribir el final de “El Club de la Gente Feliz”. Ahora que el libro está publicado y haciendo feliz a tanta gente, tenía que volver a Tailandia para darle las gracias por regalarnos tanta felicidad. ¡Khop khun Ká, bella Tailandia!

El Club de la Gente Feliz_Tailandia_1El Club de la Gente Feliz_Tailandia_2El Club de la Gente Feliz_Tailandia_3El Club de la Gente Feliz_Tailandia_4El Club de la Gente Feliz_Tailandia_5El Club de la Gente Feliz_Tailandia_6El Club de la Gente Feliz_Tailandia_7El Club de la Gente Feliz_Tailandia_8El Club de la Gente Feliz_Tailandia_9El Club de la Gente Feliz_Tailandia_10El Club de la Gente Feliz_Tailandia_11El Club de la Gente Feliz_Tailandia_12El Club de la Gente Feliz_Tailandia_13El Club de la Gente Feliz_Tailandia_14El Club de la Gente Feliz_Tailandia_15El Club de la Gente Feliz_Tailandia_16El Club de la Gente Feliz_Tailandia_17El Club de la Gente Feliz_Tailandia_18El Club de la Gente Feliz_Tailandia_19El Club de la Gente Feliz_Tailandia_20El Club de la Gente Feliz_Tailandia_21El Club de la Gente Feliz_Tailandia_22El Club de la Gente Feliz_Tailandia_23El Club de la Gente Feliz_Tailandia_24El Club de la Gente Feliz_Tailandia_25El Club de la Gente Feliz_Tailandia_26El Club de la Gente Feliz_Tailandia_27

 

Anuncios